Salto y Central Hidroeléctrica de Grandas de Salime

En 1945, tras el final la Segunda Guerra Mundial y en plena fase de autarquía española, Narciso Hernández Vaquero -uno de los fundadores de la empresa
Hidroeléctrica del Cantábrico-, elige la ubicación de la que se convertiria a su finalización en la presa hidroeléctrica más grande de España y la segunda de Europa. El emplazamiento elegido para su construcción fue la localidad de Grandas de Salime, situada en el occidente asturiano, cerca de la frontera con Lugo. Aunque solo estaba a una distancia de 150 kilómetros de Oviedo, el malísimo estado de las carreteras suponían muchas horas de distancia para llegar hasta allí.

La presa fue levantada sobre el río Navia, para lo que fue necesario desecar el lecho y desviar su curso mediante la excavación de un túnel de 30. 725 m3 que fue revestido con 11.789 m3 de hormigón. La magnitud de estas cifras nos pueden dar una idea aproximada de la dimensión que adquirió la construcción del embalse.

La Presa de Grandas de Salime a vista de pájaro.  Saltos del Navia

El cemento necesario para la fabricación del hormigón requerido se producía a pie de obra, por lo que se hizo necesario construir varios silos y tolvas y abrir una cantera en las cercanías que les abasteciese con piedra suficiente. Para el aprovisionamiento de otros materiales se tuvo que proyectar un teleférico que cubriera el trayecto desde la costa y así evitar el tránsito de unos cien camiones de diez toneladas a través de la deficiente carretera. El teleférico, que contaba con 36 kilometros de longitud, arrancaba desde el puerto de Navia y en su momento fue el mayor de España.

Por supuesto, también fueron necesarios la construcción de almacenes, carreteras, planos inclinados, y otros elementos complementarios para la buena ejecución de las obras. En las cercanías, se construyeron cuatro poblados para albergar a los más de 3.500 obreros -en realidad, presos condenados a trabajos forzados- venidos de otras regiones España, principalmente de Andalucía.

Fotografía del proceso de construcción de la presa. http://www.saltosdelnavia.com/html/5243_SALTOS_DEL_NAVIA_DISTRIBUCIoN_C_B/img/big_57936_48663_026.jpg

Fotografía del proceso de construcción de la presa.  Saltos del Navia.

En su momento, la construcción fue considerada una obra de absoluta prioridad para el país e indispensable para mejorar el suministro de energía en las zonas de Galicia, Asturias y Cantabria, territorios en donde se extendía el mercado de las dos empresas promotoras, Hidroeléctrica del Cantábrico y Electra de Viesgo, y que se unieron para crear Saltos del Navia en Comunidad para acometer este gran proyecto.

La presa construida fue del tipo gravedad, de planta curva, con radio de 400 metros. Tiene una capacidad de 265,60 hectómetros y 128 metros de altura.

En el video que os dejo a continuación de la propaganda que hizo el NODO sobre ello, podéis apreciar la magnitud de la obra y lo que supuso esta obra faraónica para el régimen franquista:

El proyecto general de la obra fue llevada a cabo por el ingeniero de caminos, canales y puertos Enrique Becerril y el arquitecto ovetense Joaquín Vaquero Palacios, hijo del mencionado Narciso Hernández Vaquero, que será quien se encargue de la parte arquitectónica del proyecto y dotará a la obra de una dimensión artística, convirtiendo un complejo industrial en una obra de arte, donde arquitectura, pintura y escultura formaran parte de un mismo todo.

Joaquín Vaquero Palacios y su hijo, Joaquín Vaquero Turcios. Fecha desconocida. https://asturianosilustres.wikispaces.com/file/view/Padre%20e%20Hijo.jpg

Joaquín Vaquero Palacios y su hijo, Joaquín Vaquero Turcios. Fecha desconocida. Asturianos ilustres.wikispaces.

Cabe resaltar que Joaquín Vaquero Palacios (1900-1998) se había formado en la Escuela de Arquitectura de Madrid (1921-1927), donde tuvo la oportunidad de conocer la Arquitectura Moderna de la mano de sus maestros. Su educación multidisciplinar, le llevo a entender la arquitectura, la pintura y la escultura como partes integrales de la amplia disciplina de la construcción, algo que fue fundamental en su manera de concebir las intervenciones que llevo a cabo en esta obra.

En el exterior, sobre la parte superior de la presa, Vaquero Palacios utiliza los contrafuertes para conformar unos miradores -cinco balcones de observación hacia aguas arriba y dos terrazas hacia el embalse-, entre los cuales se elevan tres casetas para los puestos de control del aliviadero, en los cuales podemos percibir la influencia de la arquitectura expresionista, lo que dota de una poderosa monumentalidad a la presa, aprovechando la gran plasticidad del hormigón, material que predomina casi en exclusiva en el conjunto. Un detalle poco conocido es que se barajó la posibilidad de rematar el Salto con dos grandes esculturas. Se pensó en varias figuras de animales –caballos, osos y águilas-, aunque finalmente se decantó por unas figuras de milanos. Sin embargo, debido a los altos costes que estas suponían nunca llegaron a ejecutarse. Aun así, la maqueta en escayola de estos remates se conserva en el interior de la Central.

Presa de Salime. https://www.google.es/search?q=joaquin+vaquero+palacios&biw=1366&bih=673&source=lnms&tbm=isch&sa=X&sqi=2&ved=0ahUKEwjg_szH7t3RAhXHXBQKHTCJCUkQ_AUIBigB&dpr=1#tbm=isch&q=presa+de+grandas+de+salime+cerca&imgrc=JKujFE_LS72CyM%3A

Presa de Salime. Siempre Norte.

La Central propiamente dicha está situada debajo del aliviadero de la presa y tiene una longitud de 69 metros y una anchura de 13,6 metros en planta, sobre la que van cimentados los plintos de apoyo de las máquinas. La central se alimenta por medio de cuatro tomas de agua, cuatro tuberías metálicas de 2,5 metros de diámetro. Presenta una sección transversal en forma de trapecio, situándose aguas abajo, una fila de alternadores y al lado opuesto está el cuadro de mandos con un frente de balcón volado sobre grandes ménsulas de hormigón. La fachada por la que se accede al interior, esta ornamentada por doce bajorrelieves obra de Vaquero Palacios realizados en hormigón a base de un árido de mármol rojo de Alicante. El tamaño de las figuras es de 3 metros aproximadamente y simbolizan el proceso de producción de la energía eléctrica.

Detalle de los relieves ejecutados por Vaquero Palacios sobre la puerta de acceso a la central hidroeléctrica. https://www.google.es/search?q=joaquin+vaquero+palacios&biw=1366&bih=673&source=lnms&tbm=isch&sa=X&sqi=2&ved=0ahUKEwjg_szH7t3RAhXHXBQKHTCJCUkQ_AUIBigB&dpr=1#tbm=isch&q=presa+de+grandas+de+salime+cerca&imgrc=JKujFE_LS72CyM%3A

Detalle de los relieves ejecutados por Vaquero Palacios sobre la puerta de acceso a la central hidroeléctrica. E Estudiosa del arte viajera empedernida.

En el interior, este autor también se ocupó de la magnífica escalera que da acceso a la sala de mandos, el diseño de las lámparas que dan iluminación al interior, el extravagante sofá circular o sofá-turbina de un color rojo eléctrico o de la mesa central en una salita de descanso próxima.

Sala de descanso. http://fotos00.lne.es/fotos/noticias/318x200/2011-05-22_IMG_2011-05-15_03.07.33__6503886.jpg

Sala de descanso.  Periódico La nueva España.

El hijo de Vaquero Palacios, Joaquín Vaquero Turcios (1933-2010), también intervino en algunos de los trabajos de la Central; suyos son los dos espectaculares murales que se integran en el interior de la sala de máquinas. Al igual que su padre, este también había realizado estudios de arquitectura, escultura y pintura, aunque sería en esta última disciplina donde Vaquero Turcios desarrollaría la mayor parte de su carrera artística.

El mayor de los murales, en el que contó con la colaboración de su padre, mide 70 metros de largo por 5 metros de ancho. Es conocido con el nombre de La electricidad y en él aparecen representados a modo de crónica todos los acontecimientos que ocurrieron

en la construcción n del Salto de Grandas de Salime. El mural comienza con la llegada a caballo a Grandas del padre y abuelo de ambos artistas, Narciso Hernández Vaquero y continúa ilustrando el acuerdo entre Hidroeléctrica del Cantábrico y Electra de Viesgo para acometer el proyecto conjuntamente. El mural continua la narración reflejando todo tipo de vicisitudes producto de la construcción de la presa y central eléctrica: el

del Salto de Grandas de Salime. El mural comienza

proyecto y diseño de la obra, la marcha de los vecinos de los pueblos que van a ser tragados por las aguas del embalse, el comienzo de los trabajos de construcción del muro del salto, el teleférico, los trabajadores, las turbinas, los operarios, la producción de la energía eléctrica y algunos de sus usos. El mural se cierra con la imagen de un locutor de radio que informa sobre la inauguración de la central hidroeléctrica.

Sala de maquinas. Al fondo se puede ver parte del gran mural "La electricidad" y por encima de este la escalera que lleva hasta la sala de maquinas. http://fotos00.lne.es/fotos/noticias/318x200/2011-05-22_IMG_2011-05-15_03.07.33__6503886.jpg

Sala de maquinas. Al fondo se puede ver parte del gran mural “La electricidad” y por encima de este la escalera que lleva hasta la sala de maquinas. Periódico La nueva España.

Frente a este, hay otro mural de un tamaño menor, unos 50 metros de largo, conocido como La chispa. En él se representa una carga eléctrica entre dos polos. Al contrario que el otro, donde predomina el sentido narrativo y figurativo, aquí imperan los elementos abstractos.

Sala de maquinas y el mural "La chispa" de Vaquero Turcios. http://www.google.es/url?sa=i&rct=j&q=&esrc=s&source=images&cd=&ved=0ahUKEwjnvYXg9d3RAhVM2BoKHStICYMQjBwIBA&url=http%3A%2F%2Fpatrimoniograndasdesalime.esy.es%2Fwp-content%2Fuploads%2F2014%2F08%2Fla-chispa.jpg&bvm=bv.145063293,d.d24&psig=AFQjCNH3shV-A6Tug9vPZytPyYBQDQQiFA&ust=1485455125387314&cad=rjt

Sala de maquinas y el mural “La chispa” de Vaquero Turcios. Patrimonio de Grandas de Salime.

Vaquero Turcios contemplaba incluir también pinturas en las ménsulas que sostienen el corredor que lleva hasta la sala de mandos en las que apareciesen los rostros de Picasso, Einstein, Planck y Freud pero debido a la censura franquista no fue posible ejecutarlo. Sin embargo, en 2003, con motivo del cincuenta aniversario de la Central y

Ménsulas con las efigies de Picasso, Freud, Planck y Einstein ejecutadas por Vaquero Turcios en 2003. https://1.bp.blogspot.com/-jvwUcJMiSqw/V6MNulizxJI/AAAAAAAAAnM/Mc8Fh-Q2IRceTKNpfn8PN-na5GTcCv9JgCLcB/s400/sala%2B4.jpg

Ménsulas con las efigies de Picasso, Freud, Planck y Einstein ejecutadas por Vaquero Turcios en 2003.  Embalse de Salime, pueblos y aldeas bajo el agua.

la restauración del gran mural por parte de Vaquero Turcios, finalmente los rostros de estos científicos fueron plasmados en las ménsulas por manos del artista.

De Vaquero Turcios también es diseño del mirador conocido como La boca de la ballena, situado en el lado opuesto del río. Desde él se pueden contemplar una de las vistas más espectaculares de la presa de Salime.

La inauguración oficial del conjunto se celebró el 24 de agosto de 1955, sin embargo, la puesta en funcionamiento de la presa se había estado realizado paulatinamente desde 1953. El primer grupo generador en conectarse a la red fue en diciembre de 1953, mientras que el cuarto -y ultimo- se conectó finales de marzo de 1955.

BIBLIOGRAFÍA

TIELVE GARCÍA, Natalia, El Salto de Grandas de Salime: arte e industria, CICEES-INCUNA, Gijón, 2007.

RECURSOS WEB

Central y Salto de Grandas de Salime, DOCOMOMO Ibérico: http://docomomoiberico.com/index.php?option=com_k2&view=item&id=100:central-y-salto-de-grandas-de-salime&lang=es [consultado 18-I-2017]

Revista AD10. EGUILEZ, Patxi y COPERTONE, Carlos, Tesoros Escondidos II: el gran salto de los Vaquero: http://www.revistaad.es/arquitectura/articulos/tesoros-escondidos-ii-el-gran-salto-de-los-vaquero/17103 [consultado el 18-I-2017]

ENLACES DE INTERÉS

SALTOS DEL NAVIA: http://www.saltosdelnavia.com/salto-de-salime_57936.html

CUP cajón de sastre, Arquitectura Eléctrica 1: El Salto de Salime. Joaquín Vaquero Palacios y Joaquín Vaquero Turcios.1940-1954: http://cupcajondesastre.blogspot.com.es/2011/11/arquitectura-electrica-1-el-salto-de.html

 

Anuncios

4 comentarios en “Salto y Central Hidroeléctrica de Grandas de Salime

  1. No me esperaba que una central hidráulica tuviera por dentro esa decoración tan profusa y brillante. No obstante, el gran mural de “La electricidad” y los relieves de Vaquero Palacio sobre la entrada me han recordado en su forma y temática a las pinturas que realizaba a principios del siglo XX el artista vasco Aurelio Arteta.

    Me gusta

  2. A mí también me sorprendio un montón. El interior, incluyendo las lámparas y el mobiliario, fue diseñado completamente por Vaquero Palacios con ese estilo casi a lo “James Bond”, que se ve muy claramente en otra de las centrales hidroeléctricas que realizó, la de Proaza. Si te ha gustado esta, te recomiendo que busques imágenes en google sobre la Central de Proaza porque es una pasada.

    En el mural de “La electricidad” si que recuerdan algo a Aurelio Arteta, la verdad es que, sin embargo, el estilo que siguieron en sus obras exclusivamente pictóricas es bastante distinto. Palacios pinta casi siempre paisajes de estilo expresionista, muy en el limite con la abstracción. Y Turcios como muralista es bastante expresionista y en sus obras de caballete en algunas etapas es totalmente abstracto.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s